∣ Actualizado hoy a las 17:47

Buscar:
ARQUITECTURA DE ENSENADA

Ruiz y Séptima, del Teatro Centenario al Cine México

El edificio neocolonial de 1910, conservado solo en fotografías le otorgan al espacio y la nueva construcción un derecho de permanencia histórica que se debería no solo preservar sino potenciar
Edificio del Teatro Centenario inaugurado en Ensenada en 1910.
Foto: Cortesía
Ensenada, B.C.

La historia de México, desde antes de la colonia hasta la época de independencia y sus dos centenarios, ha sido de búsqueda y consolidación de la identidad nacional.

En ensenada no ha sido diferente, a pesar del diferido desarrollo cultural con centro del país, el surgimiento al norte fue más tardío por lo que el sentido de arraigo se dio con menor fuerza, los gobiernos han necesitado reforzar la soberanía de la región norte cada cierto tiempo.

En los estadíos finales del porfiriato, específicamente en 1909, a nivel nacional se inauguraron edificaciones y monumentos para conmemorar el centenario del inicio de la independencia, el monumento a Hidalgo por ejemplo. Por lo que en 1910 abrió sus puertas el Teatro Centenario ubicado en la esquina de la calle Ruiz y Séptima.

Siendo en aquella época la capital del Distrito Norte de la Baja California (1882-1915) se buscaba la convivencia de la sociedad, y existía una necesidad de esparcimiento para las mil 233 personas reportadas en el censo para esos años.

El edificio proyectado por el arquitecto italiano Massimo Posso, (el mismo que diseñó el pedestal del monumento a Hidalgo), significó el refuerzo de la actividad de entretenimiento para ese momento de Ensenada.

El Teatro Centenario por años fue escenario de presentaciones cinematográficas, obras de teatro, eventos sociales y escolares, veladas literarias.

Arquitectura del Edificio

La construcción del Teatro Centenario de 1910 fue a todas luces neocolonial, influenciada por los edificios de los conventos de que las distintas órdenes religiosas trajeron a la Nueva España inspirados en la europa medieval.

Aunque las edificaciones del porfiriato en México tenían una cimentación ingenieril y un corte europeo cargado a lo francés, los siglos de la colonia y el virreinato siguen presentes en edificios de casi todas las ciudades a lo largo y ancho del país.

Ensenada desde sus inicios fue una ciudad distinta a las del resto del país, fue proyectada como una colonia inglesa, de ahí que los gobiernos quisieran mexicanizar su aspecto con edificios con forma colonial, patios interiores, corredores porticados, frontones, balconerías y forjados de hierro.

Construida en concreto armado a la más pura tradición constructiva del porfiriato, muros de madera con dos cubiertas a distintos niveles hechas también en madera a dos aguas, escalinata que evoca a los accesos de las iglesias, con el frontón centrado llevaba la palabra teatro y con una marquesina, con la inscripción centenario.

Destaca la exacta simetría de la fachada y sus laterales idénticas, con salidas con escalera a los lados y ventanas cuadradas a distintas alturas.

Los remates, molduras y detalles le brindan al edificio ese toque francés que distinguió a los edificios de la época del porfiriato de los que años después los revolucionarios nacionalistas tratarían de deshacerse.

Desgraciadamente, el uso y esplendor del Teatro Centenario quedó atrás y en la década de 1940 tras un incendio se demolió totalmente y se edificó en el mismo sitio el Cine México, un edificio moderno que aún se conserva a pesar del abandono y la pérdida de la identidad del sitio, por la parte de atrás donde estaba la pantalla, se abrió una tienda de artículos de un solo precio y por el frente ahora es una farmacia, existe una optica y diversos negocios entre ellos una pizzería.

El edificio mantiene su esplendor que le da su identidad de modernidad al que se le han dado distintos usos, fue por muchos años una tienda de videos.

Aunque el Teatro Centenario se conserva solo en fotografías le otorgan al espacio y la nueva construcción del Cine México y su uso actual un derecho de permanencia histórica que se debería no solo preservar sino potenciar.

(lkdin)
(twtr)
(fbk)
COMPARTIR:

One Piece, una serie hecha con amor por fanáticos

Colaboración
Hace 9 meses
(o)
24467
La capacidad de Luffy para inspirar a las personas no es solo para su tripulación, sino también para los espectadores en casa.
Colaboración
EEUU

El nervio de los fanáticos alrededor del mundo tenían por la realización de la serie One Piece de Eiichiro Oda se relajó con el estreno de la serie de Netflix el 31 de agosto.

El trabajo de sintetizar una historia serializada por 26 años en manga y después de más de mil capítulos en anime, es una labor sólo realizable haciendo cambios sustanciales en favor de la comprensibilidad narrativa.

La serie se extiende por docenas de sagas y arcos argumentales, cientos de personajes. Sintetizar cientos de horas recayó en el guionista Tom Hyndman, y un grupo de escritores y productores entre los que se encuentra el propio Oda.

...

Hasta hace un año, en agosto de 2022, One Piece había vendido más de 516 millones de copias del manga en 61 países, desde el 22 de julio de 1997, que es el día que se publicó por primera vez y los fanáticos celebran como el día de One Piece.

Seguidores de todas las edades, japoneses e internacionales, han seguido sus 106 volúmenes llamados 'tank?bon', y la serie de anime subsiguiente estrenada en 1999 y ha acumulado más hasta la fecha 1 mil 074 episodios.

La serie es una apuesta segura de audiencia y Netflix lo sabe. Antes del estreno el gigante de 'streaming' organizó proyecciones y eventos para fanáticos en todo el mundo en ciudades como Los Ángeles, París, Yakarta, Milán y Tokio.

La historia de Luffy y su intrépido grupo de piratas

El auge por el protagonista Monkey D. Luffy, interpretado por Iñaki Godoy, aumenta por ahora, mientras Oda se prepara para que su reverenciada serie ilustrativa se acerque a su saga final. Netflix trajo ese mundo fantástico de los Piratas del sombrero de Paja a nuevas costas, con una serie de acción en vivo de ocho capítulos ya disponible en la plataforma de 'streaming'.

La serie, producida en colaboración con Shueisha y Tomorrow Studios, representa el arco argumental de East Blue de One Piece. East Blue se refiere a la parte del océano donde se encuentra Monkey D. Luffy, un aventurero de rostro fresco y optimista que dice a quien quiera escucharlo que algún día se convertirá en el rey de los piratas.

^

Luffy está en una búsqueda para encontrar el llamado One Piece, un tesoro elusivo que pertenecía al legendario pirata fallecido Gol D. Roger. El tesoro está oculto en algún lugar a lo largo de la peligrosa ruta de la Gran Línea, extendida por todo el mundo en el universo de la serie.

El arma secreta de Luffy, además de su positividad contagiosa, es que su cuerpo tiene propiedades elásticas parecidas al caucho como resultado de una fruta del diablo llamada la fruta Gum-Gum que consumió cuando era niño.

A medida que Luffy comienza su viaje, primero en solitario, conoce a compañeros de tripulación que tienen sus propios sueños y objetivos. Roronoa Zoro (Mackenyu), un cazador de piratas y maestro de la lucha de tres espadas; Nami (Emily Rudd), una astuta ladrona y especialista en mapas; Usopp (Jacob Romero Gibson), un soñador bien intencionado pero cobarde; y Sanji (Taz Skylar), un chef innovador.

Inspirados por Luffy y su lealtad, nace la tripulación de los Piratas del Sombrero de Paja, que deben superar antagonistas inesperados como Buggy, el payaso depravado, y evitar a los marines, encargados de hacer cumplir la ley en el mar.

Eiichiro Oda, creador de la serie y el espíritu de la tribu

^

En una entrevista a la revista Time, Eiichiro Oda, el creador de la serie y los personajes, dijo que la serie fue realizada por un equipo de fanáticos de One Piece, que cuánto más familiarizados estén los espectadores con el universo, es más probable noten el amor con que fue hecha.

Lo que no puede ser de otra forma, dada la extensión y la cantidad de material por revisar para sintetizar los argumentos y recortar personajes en favor de otros.

Es bien conocida la mala fama que tienen las adaptaciones de anime a acción en vivo, en ese sentido los fanáticos no quedaron decepcionados, siendo One Piece un trabajo con reputación y probado éxito, sometió a presión extra a los escritores y productores Matt Owens y Steven Maeda, quienes trabajaron con el propio creador de la serie. Al respecto Oda dijo leyó guiones, dio notas y actuó como un "perro guardián" para asegurar de que la obra de acción en vivo se alineara con su visión.

En 2022 el mercado global del manga fue valorado en 12.13 mil millones de dólares, y según un informe de Grand View Research, estiman crezca a una tasa anual compuesta del 17.4% del 2023 hasta 2030, es un mercado en auge.

La popularidad global del manga ha explotado en los últimos años, expertos lo asocian la pandemia por covid-19 como un factor de crecimiento entre las nuevas generaciones y calculan esto se mantenga.

Especialistas en manga como Nicole Coolidge Rousmaniere, profesora de Artes y Culturas Japonesas en la Universidad de East Anglia, en el Reino Unido califica a One Piece como el estándar de oro del manga.

^

Emma Sullivan, directora en el proyecto, menciona que el tema de One Piece es hacer lo correcto, ayudar a las personas, ser amable y seguir tus sueños. Agrega que la capacidad de Luffy para inspirar a las personas no es solo para su tripulación, sino también para los espectadores en casa, los menores y sus padres.

El creador de la serie, al ver el resultado de Netflix, sonríe tal vez, y dice que el trabajo realizado ha capturado "el espíritu de crecer, encontrar tu tribu y ser aceptado por quien eres".

(lkdin)
(twtr)
(fbk)
COMPARTIR:
Editorial
Elección popular de jueces: ¿un avance democrático o una amenaza?
2024-06-14 11:27:23
...
...

La reciente propuesta de Andrés Manuel López Obrador para reformar la Constitución y permitir la elección popular de jueces ha generado un intenso debate en México. Esta idea, aunque en apariencia revolucionaria para el sistema de justicia mexicano, tiene referencias a nivel mundial.

Desde la antigua Grecia, la participación ciudadana en la justicia ha sido un tema recurrente. En Estados Unidos, Suiza y Japón, algunos jueces son elegidos por votación, aunque los miembros de la Corte Suprema japonesa deben ser ratificados por el público.

Históricamente, México ha sido afectado por la corrupción, y no hay garantía de que esto haya terminado. La pregunta es si la elección por votación de los jueces aumentaría la legitimidad y responsabilidad del sistema judicial, haciéndolo más representativo de la voluntad popular. Sin embargo, también está en entredicho si la voluntad popular es la mejor opción para mantener una justicia imparcial y objetiva.

Los críticos advierten sobre una posible politización de la justicia, donde decisiones judiciales podrían verse influenciadas por la necesidad de ganar elecciones, comprometiendo así la independencia judicial. Además, los jueces tendrían que hacer campaña y prometer o tomar posturas que podrían poner en entredicho su imparcialidad.

Con el Congreso y el Senado perdidos como contrapesos ante un inicio de autoritarismo, poner en riesgo la independencia judicial, que ha sido la última opción para rechazar las ocurrencias del gobierno en turno, sería casi abrir la puerta a una dictadura.

Elegir por votación popular a los jueces podría erosionar la confianza pública en un sistema que debe ser justo, riguroso y regirse por el derecho más que por la voluntad del pueblo.

En resumen, la propuesta de elección popular de jueces es más un riesgo que una oportunidad. El sistema de justicia debe mantener su autonomía e integridad, y debería fomentarse su fortaleza y el Estado de Derecho desde el Congreso y el Ejecutivo, tal y como lo establece la Constitución, no al revés.

(lkdin)
(twtr)
(fbk)
COMPARTIR: