Buscar:
en el área de El Rosario
Pretenden conocer la fauna que vivía en la zona durante el Cretácico tardío, hace unos 74 millones de años y hacer una reconstrucción ambiental
Hace menos de 1 mes
Investigadores de la UNAM excaban en zonas del sur del municipio en busca de restos fósiles. Foto: René Hernández.
El Rosario, B.C.
Marisol Montellano

Durante los años de 1960 y 1970, paleontólogos de Estados Unidos pasaron varios veranos prospectando los alrededores de El Rosario y descubrieron restos de dinosaurios, cocodrilos, lagartijas entre otros vertebrados prehistóricos. Más tarde, alumnos y maestros de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC) realizaron expediciones a la zona.
Desde el año 2004, personal del Instituto de Geología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), junto con investigadores de Estados Unidos retomaron el estudio en el área.
El objetivo es conocer la fauna que vivía ahí durante el Cretácico tardío (hace 74 millones de años), hacer una reconstrucción ambiental, y comparar esta fauna con la de otras localidades norteamericanas.
Han puesto énfasis en recuperar restos de vertebrados de pequeña talla (microvertebrados) como anfibios y reptiles, por mencionar algunos.
¿Cuál es el trabajo que a realizar?
Los investigadores inician prospectando, caminan por cañones, trepan paredes de las colinas, y buscan evidencias de restos fósiles como pedazos de huesos y dientes.
Cuando se encuentran un lugar lo revisan con más detenimiento, llenan costales con sedimento, que son enviados a la Ciudad de México para su tamizado en las instalaciones del Instituto de Geología de la UNAM.
En el laboratorio el sedimento se pone a remojar, se pasa por tamices de diferentes aperturas, se seca y después se observa debajo de un microscopio para separar los restos de microvertebrados, para su posterior estudio.
Es un trabajo tedioso pero emocionante cuando se encuentran restos identificables, mencionan, pues la mayor parte del material está fragmentado y es difícil de identificar. Este material está siendo revisado por estudiantes de licenciatura, posgrado y especialistas en diferentes grupos.
Baja California hace 70 millones de años
Para poner en contexto cómo estaba Baja California hace 70 millones de años: Norteamérica no lucía como ahora, estaba bisectada por un mar que la dividía en dos grandes continentes Laurasia y Appalachia; Baja California se encontraba en la costa del Pacífico de Laurasia y estaba pegada al continente, no existía el Mar de Cortés, éste se formó muchos millones de años después.
Cuando se comparan las faunas de la misma edad de El Rosario con las del resto de Norteamérica (Canadá y Estados Unidos) resulta que es peculiar en su composición faunística, por lo que esta localidad es importante ya que sugiere que la fauna de vertebrados continentales no era homogénea a todo lo largo de Laurasia.
Se han encontrado animales de todo tipo
Se han identificado anfibios, diferentes grupos de lagartijas, cocodrilos, un tipo de raya, peces, tortugas y mamíferos. También se han recolectado dientes de dinosaurios tipo pico de pato, que son los más abundantes, además de dinosaurios carnívoros de pequeño y gran tamaño.
Entre los fósiles interesantes y abundantes está una lagartija que sólo era conocida por un par de dientes, ahora se tiene casi todo su esqueleto y se ha podido determinar cómo reemplazaba sus dientes.
La presencia de cáscaras de huevo de dinosaurios y restos de crías de dinosaurios es algo emocionante. Junto con estos estudios también se están realizando estudios isotópicos que nos ayudarán a determinar la temperatura y humedad.
Diente de dinosaurio carnívoro pequeño.
Foto: René Hernández.
Saquean árboles petrificados de la zona
En diferentes sitios también se han encontrado restos de árboles petrificados, además de hojas, frutos y semillas. Infortunadamente, en los últimos años los árboles petrificados están siendo saqueados, hecho preocupante pues por un lado se pierde parte del patrimonio paleontológico del área y por el otro, al ser removidos sin tener en cuenta el contexto geológico, se pierde información valiosa para hacer reconstrucciones de la paleoflora y paleoambiente.
Cómo se veía la zona de El Rosario hace 74 millones de años
Se trataba de un ambiente fluvial con un gran río que se abría en numerosos brazos, había episodios con mucha energía que arrastraba con todo, y existían lugares emergidos que eran estables y que desarrollaban suelos donde las plantas podían crecer.
Asociado a este paisaje estaban los peces de agua dulce, algunos eran de agua salobre, como anfibios, reptiles, tortugas, cocodrilos, mamíferos y dinosaurios de pequeño y gran tamaño.
Acerca de la autora del artículo
Marisol Montellano es egresada de la carrera de Biología de la Facultad de Ciencias en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), cursó la Maestría en Ciencias en la misma facultad. Obtuvo el Doctorado en Paleontología en la Universidad de California, en Berkeley. A su regreso se integró al Instituto de Geología de la UNAM, donde es investigadora. Imparte clases en la Facultad de Ciencias y es miembro del Sistema Nacional de Investigadores. contacto: marmont@unam.mx
Con información de: MediTerraNews (edición 13)
Regale plantas de bajo consumo de agua
Viva Nativa Vivero
Redacción / Zona Norte Noticias Hace menos de 1 semana
Playa Hermosa será uno de los lugares donde se analizarán los desechos dejados o arrojados por el mar.
Foto: Cortesía
Ensenada, B.C.

Con el fin de mejorar estrategias y programas ecológicos y crear conciencia social sobre la contaminación en playas, el 21 de septiembre se llevará a cabo la Limpieza Internacional Costera en Ensenada.

Este 2019 a nivel mundial los participantes se dedicarán a clasificar y documentar los residuos hallados en las zonas costeras del municipio.

Herbé Ortega Méndez, coordinador de la Zona Federal Marítimo Terrestre (Zofemat), explicó que la idea es sumarse al proyecto del organismo Oceans Conservancy.

La actividad consiste en llenar formatos de clasificación y cuantificación de desechos que permitirán tener una base de datos a nivel mundial sobre qué tipo de basura se encuentran en las playas, qué empresas los generan y qué soluciones o medidas se pueden realizar para reducir el problema.

Para ello se capacitarán a los participantes de la actividad que se llevará a cabo en distintas ciudades del mundo con apoyo de organismos civiles y gubernamentales.

En Ensenada participan Zofemat y la Dirección de Administración Urbana, Ecología y Medio Ambiente y la Secretaría de Protección al Ambiente.

Los lugares donde se desarrollará la actividad son: Playa Hermosa, Playa Conalep, Estero Punta Banda, Playa San Miguel, Playa Tres Emes, Monte Ceniza, La Chorera, Punta Azufre, Playa San Ramón, Playa Santa María y Playa Pacífica.

Organismos coordinadores: Terra Peninsular, Pro Esteros, Pro Natura, Costa Salvaje, UABC mediante el Instituto de Investigación.

Colaborador Hace 1 semana
Un estudio sugiere que dichas bacterias podrían jugar un papel importante en el ciclo del Bióxido de Carbono (CO2) y en cómo se regulará a futuro el clima de nuestro planeta.
Foto: Cortesía
Ensenada, B.C.

Un grupo de investigación acaba de demostrar que un tipo de bacterias marinas que contienen rodopsinas, pigmentos que procesan la energía solar con más eficiencia que la clorofila.

Este fenómeno ocurre en aguas con poca productividad y bajos en nutrientes, donde se ha observado que no es el fitoplancton (las microalgas) el principal grupo encargado de transformar la luz solar en energía biológica, como todo el tiempo se había pensado.

Además este tipo de organismos a diferencia de la clorofila que usan las microalgas, no capturan bióxido de carbono (CO2) de la atmósfera, sino que lo producen.

Hasta 80 por ciento de las bacterias marinas lleva a cabo este metabolismo, por lo cual no solamente usan materia orgánica, sino luz solar como fuente de energía.

El estudio sugiere que dichas bacterias podrían jugar un papel importante en el ciclo del CO2 y en cómo se regulará a futuro el clima de nuestro planeta.

Rodopsinas

El artículo titulado “Microbial rhodopsins are major contributors to the solar energy captured in the sea” se publica esta semana en la revista Science Advances, es producto de un trabajo multidisciplinario en el que participaron investigadores de Estados Unidos, Reino Unido, Australia, China y México, liderados por la doctora Laura Gómez Consarnau, investigadora en el Departamento de Oceanografía Biológica del Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada (Cicese).

La doctora Laura Gómez Consarnau, investigadora en el Departamento de Oceanografía Biológica del Cicese.
Foto: Cortesía de Cicese.

En un esquema tradicional, el fitoplancton es responsable de la mitad de la fotosíntesis que ocurre en el planeta. Es un proceso muy importante en oceanografía porque capta Co2 de la atmósfera, produce oxígeno y crea materia orgánica, que es la base de la cadena alimenticia marina.

De ésta, la mitad es consumida como partículas por organismos más grandes y sube a la cadena trófica. La otra mitad queda disuelta en el agua y es degradada por bacterias, en un proceso similar a nuestra respiración pues produce CO2 y consume oxígeno. Por ello en el mar este balance entre la fotosíntesis y las actividades bacterianas es muy importante y se ha estudiado desde hace muchos años.

No obstante, la clorofila no es el único pigmento capaz de convertir la luz solar en fuente de energía bioquímica. La bacterioclorofila y las rodopsinas también son pigmentos convertidores de energía, y ambos están presentes en bacterias. Esto se descubrió hace apenas 20 años, pero por falta de una metodología adecuada se desconocía con cuánto contribuían a la captura de energía en las zonas fóticas marinas. Hasta este estudio.

comprender la dinámica de clorofila y rodopsina

Antes solamente se conocía la parte de genómica, explicó la doctora Laura Gómez Consarnau. “A los largo de los últimos años, muchos investigadores han ido al mar a colectar muestras, han secuenciado los genomas de las bacterias y han encontrado que muchos de sus genes son rodopsinas. Por tanto, se daba por entendido que éste tenía que ser un proceso muy importante porque la mayoría de las bacterias tenía los genes para producir el pigmento. Se sabía que estaban los genes, pero no se sabía si se terminaba produciendo el pigmento y en qué condiciones se regulaba esa producción”.

Por ello estos investigadores desarrollaron un método propio que les permitió cuantificar el producto final, el pigmento, y estimar cuánta energía captura.

Diseñaron además un crucero oceanográfico en el Mediterráneo y, a bordo del R/V “Sarmiento de Gamboa”, tomaron muestras a lo largo de un transecto con características muy diferentes: al este el agua es muy oligotrófica; es decir, tiene muy pocos nutrientes, hay muy poca clorofila (producción primaria) y casi no hay biomasa. Al oeste el agua es más costera, con aporte de nutrientes a partir de los ríos; hay más fotosíntesis y también hay más bacterias. La tercer zona, cerca del Atlántico, resulta muy similar a lo que se encuentra en mar abierto.

“Las concentraciones más altas de rodopsina se observaron en aguas más superficiales que el máximo de clorofila profunda, y su distribución geográfica se relacionó inversamente con la de clorofila-a”, concluye el estudio.

Aunque encontraron que las concentraciones de rodopsina son menores que las de clorofila, aquellas capturan aproximadamente la misma cantidad de luz solar porque son pigmentos mucho más eficientes. ¿Qué tanto? Hasta 300 veces más: una sola molécula de rodopsina realiza la fotosíntesis funcional equivalente a la de 300 moléculas de clorofila.

Por ello, en términos generales se puede decir que en el mar hay menos rodopsinas que clorofila; que capturan mucha más energía (hasta el doble), y que los máximos se encuentran en aguas oligotróficas (con poca productividad y bajos en nutrientes).

Los resultados marcan un punto de inflexión porque rompe con el paradigma tradicional de que casi toda la luz del sol en los ecosistemas marinos es capturada por cianobacterias, microalgas y algas gracias a la clorofila. También revelan que la luz solar es una fuente de energía esencial para la supervivencia de comunidades bacterianas en aguas muy pobres en materia orgánica.

Laura Gómez Consarnau hizo una analogía para explicar el metabolismo híbrido de estas bacterias:“Imagínate que una bacteria está en el mar y que es como un coche híbrido, con un panel solar en el techo. El panel solar le proporciona menos energía que la gasolina (la materia orgánica, en este caso), pero el mar es un medio muy oligotrófico, donde no hay mucha materia orgánica, por lo que muy frecuentemente no van a encontrar gasolineras. Ese panel solar le va a permitir seguir moviéndose, aunque sea más despacio, hasta que llegue a otra gasolinera donde podrá repostar y mantenerse viva. Si no fuera por el panel solar a lo mejor moriría antes de encontrar más materia orgánica. Es como un mecanismos de supervivencia; quizá le da menos energía que la materia orgánica pero es crucial para sobrevivir y mantener sus procesos biológicos”.

El estudio se realizó en el Mediterráneo a bordo del R/V “Sarmiento de Gamboa”, donde se tomaron muestras.
Foto: Cortesía de Cicese.

Si bien este estudio se realizó en el Mediterráneo, dijo que ya empezó uno similar en esta región del Pacífico, en una zona de surgencias localizada frente a la ciudad de Los Ángeles, California. Dada la relevancia de esta nueva línea de investigación, ahora está intentando implementarla en el Cicese. El objetivo de los siguientes estudios será el de comprender la dinámica de clorofila y rodopsina durante las diferentes estaciones del año, que también son muy contrastadas. Como grupo, tratará de reforzarla con estudiantes de posgrado y con la adquisición de infraestructura analítica que le permita hacer este tipo de análisis de manera independiente.

Redacción / Zona Norte Noticias Hace 2 semanas
Marina es un chorlo nevado, embajadora de la campaña “La playa es de todos”.
Foto: Cortesía
Ensenada, B.C.
Más de 30 mil metros cuadrados han sido protegidos con cercos temporales en playas de Ensenada para la protección de nidos y crías del de chorlo nevado, un ave playera en riesgo de extinguirse.
Durante una presentación impartida por Jonathan Vargas, Asociado a Proyectos de Conservación de Aves de Terra Peninsular A.C. se dieron a conocer los avances de la campaña “La playa es de todos”, que tiene el objetivo de proteger al ave.
Terra Peninsular inició esta campaña en el verano del 2018 y continuará en el 2019 y 2020 gracias al apoyo del Programa de Becarios para Soluciones Costeras del Laboratorio de Ornitología de la Universidad de Cornell.
Las importancia de cuidar y proteger las playas arenosas de Ensenada es que son utilizadas por algunas aves playeras para poner sus nidos en la temporada de reproducción, tal es el caso del chorlo nevado, un ave pequeña que se reproduce entre abril y agosto.
El chorlo nevado es una especie en categoría amenazada por la Norma Oficial Mexicana 059, lo que significa que es susceptible a extinguirse. “Para proteger a esta ave, en Terra Peninsular estamos implementando un programa para monitorear chorlos nevados y nidos, de esta forma se busca incrementar el éxito reproductivo de esta especie, es decir, proteger los nidos para que los pollos nazcan y sobrevivan”, explicó el asociado de proyectos.
Agregó que Ensenada es un sitio que recibe al 5% de la población de la costa del Pacífico del chorlo nevado, y debido a su importancia, en el 2017 se designó como Reserva de Aves Playeras número 99 en el continente americano.
Marina
La embajadora de la campaña “La playa es de todos” es Marina, un chorlo nevado hembra que nació en California en el 2016, para poder identificarla se le colocó un anillo con código en una de sus patas, así es como se sabe que en el 2018 migró a las playas de Ensenada a reproducirse en el verano y este año regresó.
Marina puso su cuarto nido dentro de uno de los cercos de protección y nacieron tres pollos, que también fueron anillados para poder identificarlos.
Anteriormente esta ave puso tres nidos que no sobrevivieron debido a la presencia de perros y gatos ferales en la zona.
En la campaña “La playa es de todos” participa Pacífica at Ensenada Bay, Contacto Salvaje A.C., Ellos Son La Razón A.C., Zofemat, Secretaría de Protección al Ambiente (SPA), Dirección de Administración Urbana, Ecología y Medio Ambiente de Ensenada, y California Department of Fish and Wildlife.
En lo que va de este año, se han realizado las siguientes actividades:
  • Monitoreo en las playas para ubicar nidos de chorlo nevado.
  • Se instalaron cercos temporales en Playa Hermosa, Playa El Ciprés y El Estero de Punta Banda para proteger nidos, en total los cercos cubren un área de 39,026.33 metros cuadrados.
  • Este año se registraron 45 nidos de chorlo nevado, en el 2018 se registraron 16.
  • Se colocaron receptores GPS a 10 chorlos nevados para estudiar sus movimientos migratorios y uso de hábitat.
  • Más de 30 adultos y 15 pollos han sido marcado con anillos y banderas para monitorear su supervivencia.
  • Monitoreo y vigilancia para evitar la entrada de vehículos a las playas con apoyo de Seguridad Pública de Ensenada y ZOFEMAT.

La información completa del proyecto está disponible en: soluciones-costeras-2019-2020 Más información sobre el chorlo nevado aquí: Chorlo Nevado
Colaborador Hace 1 mes
Es el que se más se pesca, es gris con manchas azules y se encuentran en océanos del mundo desde los polos hasta el trópico.
Foto: Phill Garner.
San Quintín, B.C.
La pesca es una de las actividades económicas más importantes de México, en 2016 aportó alrededor de 35 mil millones de pesos, una cifra histórica, y en aumento.
Baja California ocupa el tercer lugar a nivel nacional en pesca, aportando el 10% de la producción nacional. Isla de Cedros, El Rosario, Valle Tranquilo y San Quintín son de los sitios más importantes de pesca en la región, capturan organismos de alto valor comercial como el abulón, camarón, langosta, erizo, atún y pulpo.
En Baja California hay dos especies de pulpo de interés comercial: el pulpo rojo (Octopus rubescens) y el pulpo manchado (Octopus bimaculatus), se distinguen de otros moluscos por la ausencia de una concha externa, su cuerpo redondo, la región cefálica se une a sus ocho brazos que poseen ventosas. Asimismo, son capaces de cambiar su coloración en situaciones de peligro.
El pulpo manchado es el que se pesca mayormente, es color gris y presenta manchas azules características, las cuales se llaman ocelos y se encuentran en la base del segundo y tercer par de brazos. Su distribución en los océanos del mundo abarca desde los polos hasta el trópico y en México se encuentra en el Golfo de México, así como a lo largo del Pacífico mexicano y Golfo de California.
El pulpo rojo se ha visto también como un potencial recurso pesquero para la región de San Quintín.
Para la captura del pulpo en México existen diferentes métodos de captura, por ejemplo, la extracción por medio del buceo y ganchos y el uso de trampas.
Dentro del Complejo Lagunar San Quintín aún se practican técnicas que están prohibidas por la NOM-064-SAG/PESC/SEMARNAT-2013, norma que regula artes y técnicas de captura en la pesca en aguas de jurisdicción federal del país.
Una de ellas es el uso de compuestos tóxicos, como el cloro. Que se vierte en los posibles escondites del organismo y lo obliga a salir, facilitando su captura. Esta técnica se ha vuelto popular por ser barata y fácil de aplicar por los pescadores.
Sin embargo el uso de sustancias cloradas representa un problema para el ambiente, el cloro es dañino, tanto para el pulpo, como para los organismos del entorno.
Al unirse a átomos de carbono, el cloro crea compuestos organoclorados, que se dispersan disueltos en agua y pueden afectar lugares lejanos de su lugar de origen.
Los organoclorados y resultan tóxicos para humanos y otros seres vivos, se consideran compuestos cancerígenos que afectan el sistema inmunológico, reproductivo y nervioso.
Estos compuestos se acumulan en el tejido graso y los efectos de acumulación se manifiestan al aumentar su concentración al ascender en la red trófica.
Debido a la importancia de esta pesquería en la región, el uso de estas prácticas ilegales para su extracción pueden traer consigo afectaciones ecológicas y de salud. Como consumidor, el ser humano, está integrado a los recursos del mar, por lo que debe aprender a coexistir con ellos.
Con información de: MediTerraNews (edición 13) Por Leticia Marisol Talavera, sol10lirba@hotmail.com y Luis Fernando López, jocaylf@gmail.com Ambos egresados de Biología en la Facultad de Estudios Superiores Iztacala, UNAM
Jorge M4rtínez Hace 2 meses
El Art Decó fue la arquitectura de cines y teatros a nivel mundial.
Foto: Zona Norte Noticias
Ensenada, B.C.
A partir de 1855 con las exposiciones universales en París y Londres se comenzó a gestar lo que en el siglo XX y el XXI se conoce como arquitectura moderna. Un cambio gradual a la hora de proyectar y construir, efecto de la revolución industrial y una tendencia en contra para frenar el avance "lo feo" de la producción en serie por preservar lo artesanal y bello.
Para esas fechas (últimas décadas del s. XIX) Ensenada era todavía un lodazal que se inundaba, sin embargo ya había gente pensando cómo construir no una ciudad, sino tres, no obstante tenía ya expresivos edificios de corte europeo.
La visión de los urbanistas para Ensenada todavía no se completa a como se pretendía urbanizar y poblar. Fueron una serie de proyectos que han dejado una huella en su arquitectura y su gente.
A diferencia de otras ciudades del centro del país con una vieja tradición constructiva incluso prehispánica, Ensenada se fundó sobre las bases de la arquitectura moderna y una tendencia institucional por promover "lo mexicano". Aunque también tuvo la influencia de los constructores misioneros y los artesanos indígenas.
Edificios de reciente construcción conservan rasgos característicos de la arquitectura de Ensenada.
Foto: ZONA NORTE NOTICIAS
A principios del siglo XX, luego de la Revolución mexicana, hacia 1925, se dio una corriente nacionalista que vació su expectativa en la arquitectura colonial de la Nueva España y esa mezcla que dio por resultado el "misional californiano", y el "neocolonial mexicano", o el "mediterráneo moderno" que convive entre los edificios de Ensenada.
Ensenada tuvo influencias inglesas a través de constructores y proyectistas de Estados Unidos que fueron quienes planearon la ciudad. Y las numerosas viviendas de influencia victoriana de la que se conservan algunas. Pero la expresión arquitectónica de la ciudad es todavía más sutil y fina aunque no está del todo conservada e incluso por desconocimiento está siendo destruida poco a poco.
Estados Unidos desde su fundación tuvo necesidad de ciudades nuevas que tendieron a lo clásico, a los órdenes griegos y la arquitectura civil romana, pero fue el art decó lo que definió su postura con miras a la modernidad y los rascacielos, y es esa misma línea constructiva es la que definió la arquitectura Ensenadense.
El art decó fue resultado de un desarrollo natural de la expresión del ser humano, surgió de la oposición a la industrialización con el movimiento art & crafts (artes y oficios en México) en Europa a fines del siglo XIX, en distintos países se dio esta tendencia incluso en Estados Unidos.
Entre 1900 y 1920 surgieron los primeros edificios modernos de la mano del Art Nouveau, evolución de las artes y oficios, se caracterizó por la supresión de aristas, suavizado de ángulos y totalmente asimétricos y uso de materiales naturales y aparentes.
El nombre Art Decó quedó definido después por la Exposición de Artes Decorativas e Industrias Modernas de París en 1925, la feria mundial de arquitectura y diseño que convocó, por países, proyectos que fueran modernistas, futuristas, vanguardistas como París misma. Desecharon todas las propuestas historicistas, copias o de corte clásico.
Con el cambió se conservaron algunas características de Nouveau, pero evolucionó en formas geométricas escalonadas, mantuvieron las fachadas elevadas y asimétricas con estrías decorativas verticales u horizontales y los remates geométricos, se mantuvieron los muros curvos y secuencias de ventanas sin simetrìa.
La ductilidad del concreto armado para dar nuevas formas, los nuevos sistemas constructivos con armaduras de hierro y uso del cristal y materiales fueron clave para la nueva expresión constructiva.
La transición del Teatro Centenario al Cine México es un ejemplo del desarrollo de la arquitectura en la ciudad.
El Decó fue la arquitectura de cines y teatros a nivel mundial. Edificios como el del Cine Anza (hoy tienda Elektra), el Ensenada (otra tienda) y el Maya que se conserva; la esquina de Juárez y Gastélum, las esquinas de casi todas la calles del Centro histórico tenían edificios comerciales con tendencia Decó. Pero se han ido perdiendo, solo quedan algunos detalles.
Edificios como la escuela "La Corregidora" en la calle Sexta y Ruiz, el edificio de Gobierno de calle Ruiz entre primera y Virgilio Uribe y otros contienen detalles de arquitectura colonial; no obstante la versatilidad del Art Decó para incorporar formas como los arcos de medio punto, formas prehispánicas incluso, brindan ese toque mexicano a esta arquitectura de Ensenada.
Así, en cada esquina de la zona Centro, o centro histórico pueden hallarse vestigios del Art Decó, hay edificios que aún escondidos debajo de planchas de papel y yeso, o capas de pintura, lonas y cableado, que guardan esos detalles de la historia arquitectónica de Ensenada. Esa historia que tendría que recuperarse y que no se debería perder.
Editorial
El internet y la libertad de expresión
2019-08-19 08:08:37
...
...

Junto con la libertad de expresión, el internet y las redes sociales llegó la autocensura una acción que es mucho más compleja que la censura tradicional; ahora de las mil 500 a dos mil palabras que un humano normal conoce para comunicarse, un porcentaje de ellas manejan u sesgo de género y otra parte ya no son de uso libre porque ya no se ajustan a determinados planteamientos políticos, morales o religiosos.

Una persona cuenta en su haber con unas 20 mil palabras activas y unas 40 mil pasivas, por lo que puede decir las mismas cosas usando palabras o estructuras de comunicación más complejas pero sin sacrificar claridad.

El internet también trajo numerosas ventajas que no se están aprovechando del todo, escritores nuevos con plataformas gratuitas para proyectarse, 'youtubers' e 'influencers' como autopromotores de su imagen y proyectos, que arrebataron el poder a los de la TV y editoriales, y los poderosos medios tradicionales.

Con todo ese poder llegó otro miedo de actualidad, el miedo a ser aquel que todos señalan o comentan sobre él en las redes, el nuevo 'gentleman', o la 'lady' en turno; ahora no solo hay que medir cada palabra que se vierte en las redes, sino que hay que conducirse por la vida de tal manera que el ojo que todo lo registra no capte algún desliz que se pueda viralizar. Ya debe haber nombre para esta nueva fobia.

Aunque también hay gente que no se piensa dos veces antes de compartir algo que puede resultar ofensivo para algún grupo o alguna persona, actores que parecían olvidados de pronto saltan a la vista con una frase o una idea estrafalaria u ofensiva para alguien, dicha en un momento inapropiado, que propician el llamado linchamiento digital.

Las personas deben fijarse límites, tener una filosofía de vida y regirse por ella, conocer hasta donde llega su libertad de expresión y cuando esta sale de lo que es sano y lo saludable. Conocer también sus derechos y obligaciones en la vida digital actual, de manera que puedan comunicarse de manera abierta con sus contactos de redes sin el temor de cometer el tan temido desliz.

Redacción / Zona Norte Noticias
Hace 9 meses
Inspectores de Profepa revisan daños de carrera fuera de camino 2018.
Foto: Cortesía
Ensenada, B.C.
Inspectores de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente constataron el daño ecológico realizado por el cruce de la ruta carrera fuera de camino “Baja 1000”, a lo largo de 300 kilómetros el Área Natural Protegida (ANP), en la zona del Valle de los Cirios.
Una vez concluido el evento, los inspectores realizaron el recorrido correspondiente al tramo de la ANP, para comprobar los daños generados sobre la flora y fauna silvestre.
Los verificadores constataron que algunos de los vehículos participantes de dicho evento internacional, no respetaron la ruta de terracería establecida, observándose el aplastamiento y desmembramiento de diversas especies de flora silvestre característica de desierto, que se ubicaba en colindancia al camino definido para el tránsito de los vehículos automotores.
Entre los ejemplares afectados, se la choya (Cylindropuntia califórnica), la cactácea endémica de Norteamérica principalmente de México y Estados Unidos de América; el agave (Agave shawii) especie que se distribuye únicamente a lo largo de la costa del Pacífico de Baja California hasta el Sur de California en los Estados Unidos de América; así como ejemplares de cardón (Pachycereus pringlei) que es una cactácea de distribución endémica de México, encontrándose únicamente en los estados de Baja California, Baja California Sur y Sonora.
Es importante señalar que en esta ANP se distribuyen diversas especies de mamíferos terrestres como venados (Odocoileus henionus), coyotes (Canis lantrans), zorra gris (Urocyon cinereoargentus), gato montés (Linx rufus), borrego cimarrón (Ovis canadensis cremnobates), puma (Puma concolor), entre otras; así como de diversas especies de aves.
Además debido a la naturaleza del evento de carreras de vehículos automotores fuera de camino, en donde estos vehículos emiten sonidos (ruido) que pudieran perturbar el hábitat de las especies señaladas, originando con ello un posible desplazamiento de los organismos (mamíferos terrestres y aves), lo que genera afectaciones directas a las poblaciones que ahí persisten.
Publicidad
Venta, Renta y Reparación
Timerlav Lavadoras
Clasificado
Servicio Profesional
¿Eres estudiante y quieres liberar el servicio?
Comunícate al (646)294-48-57, con Roberto.