∣ Actualizado hoy a las 17:47

Buscar:
CRÓNICA URBANA

Cuando el agua reconoce sus antiguos cauces

Así amaneció Ensenada
Colaborador
Hace 3 años
(o)
46943
Ensenada, B.C.

Cualquier lluvia de mediana intensidad, es capaz de provocar inundaciones en varios puntos de la ciudad. Los más conocidos son la zona conocida como El Bajío que se ubica en el centro histórico de la ciudad, y la zona que está en un vado en la Calle Hidalgo, entre las calles Tercera y Cuarta. De ambas, escribiré un poco de historia.

Ensenada a finales de siglo XIX.
Fotografía tomada a finales de 1800, en donde se puede apreciar la laguna y el incipiente pueblo de Ensenada.
Foto: Cortesía.

 

El Bajío

la lagunita de el Bajío
Fotografía histórica de Ensenada tomada en 1923, donde se puede apreciar la laguna que se formaba en el lugar que ahora se conoce como El Bajío. Al lado derecho y casi a la mitad de la foto, se puede apreciar una pequeña arboleda en donde se formaba otra lagunita.
Foto: Cortesía.

Es una zona muy céntrica de Ensenada que se encuentra un metro bajo el nivel del mar. Su extensión aproximada es de 15 a 20 manzanas englobadas en un polígono que forman las calles Gastélum, Adolfo López Mateos (Calle Primera), Calle Cuarta y Calle Castillo. En esta zona se formaba una laguna natural que era alimentada por las corrientes temporales del Arroyo Ensenada. Cuando las lluvias eran intensas, la laguna se llenaba y vertía sus excedentes al mar a través de una boca efímera e inestable, que se abría paso a través de la barra de arena que dividía a la laguna y el mar. Era un humedal muy importante que fue desecado para dar paso a su urbanización. Esto ocurrió en 1945, cuando se canalizó el Arroyo Ensenada, para que sus aguas descargaran al mar a un costado de las instalaciones del Hotel Riviera del Pacífico, a una distancia aproximada de 500 metros del lugar original.

Laguna de El Bajío, cuando aún no se había destruido. Foto de 1931.
Foto cortesía MF GAP.
Fotografía de principios de la década de los treintas. Se puede apreciar el Hotel Playa y la playa antes de ser destruida. En la parte superior del lado izquierdo, se puede ver el bosquecillo en donde estaba otro humedal. Actualmente está la Colonia Obrera.
Foto cortesía.
Fotografía tomada en 1948. Se puede observar la canalización del Arroyo Ensenada, construcción que marcó el fin de la Laguna de El Bajío en 1945.
Foto de Francisco Porragas.

El Bajío de Ensenada a mediados del siglo XX

Trabajos de relleno de playas que acabaron con una de las playas más bonitas y seguras de Ensenada. Obsérvese la zona en donde estuvo La Laguna de El Bajío 1958.
Foto: Cortesía.

Inundación de la Lagunita en Enero de 2021

El día 29 de enero, así amanecieron inundadas las calles en donde antes estuvo la Laguna de El Bajío.
Foto: Cortesía.
Estos eran los límites naturales de la laguna en calle Miramar y Segunda.
Foto4: Cortesía.

La lagunita de la Colonia Obrera

Zona en donde se ubicaba la otra lagunita. Calle Hidalgo entre Tercera y Cuarta.
Foto: Cortesía.

Era otro humedal cercano al de El Bajío, pero más pequeño. Estaba ubicado entre las calles Guadalupe, Adolfo López Mateos (Calle Primera), Iturbide y Calle Cuarta. Esta lagunita fue extirpada para dar paso a la Colonia Obrera, primera colonia urbana de Ensenada que se empezó a urbanizar a partir de 1930. Tenía grandes árboles en su alrededor y era visitada por varias especies de patos migratorios. La parte de inundación más frecuente, ocurre en la Calle Hidalgo, entre las calles Tercera y Cuarta, en donde se encharca el agua debido a que existe un deficiente sistema de drenaje.

Con información de Arnulfo Estrada Ramírez / Cronista Oficial de Ensenada.

(lkdin)
(twtr)
(fbk)
COMPARTIR:
Editorial
Elección popular de jueces: ¿un avance democrático o una amenaza?
2024-06-14 11:27:23
...
...

La reciente propuesta de Andrés Manuel López Obrador para reformar la Constitución y permitir la elección popular de jueces ha generado un intenso debate en México. Esta idea, aunque en apariencia revolucionaria para el sistema de justicia mexicano, tiene referencias a nivel mundial.

Desde la antigua Grecia, la participación ciudadana en la justicia ha sido un tema recurrente. En Estados Unidos, Suiza y Japón, algunos jueces son elegidos por votación, aunque los miembros de la Corte Suprema japonesa deben ser ratificados por el público.

Históricamente, México ha sido afectado por la corrupción, y no hay garantía de que esto haya terminado. La pregunta es si la elección por votación de los jueces aumentaría la legitimidad y responsabilidad del sistema judicial, haciéndolo más representativo de la voluntad popular. Sin embargo, también está en entredicho si la voluntad popular es la mejor opción para mantener una justicia imparcial y objetiva.

Los críticos advierten sobre una posible politización de la justicia, donde decisiones judiciales podrían verse influenciadas por la necesidad de ganar elecciones, comprometiendo así la independencia judicial. Además, los jueces tendrían que hacer campaña y prometer o tomar posturas que podrían poner en entredicho su imparcialidad.

Con el Congreso y el Senado perdidos como contrapesos ante un inicio de autoritarismo, poner en riesgo la independencia judicial, que ha sido la última opción para rechazar las ocurrencias del gobierno en turno, sería casi abrir la puerta a una dictadura.

Elegir por votación popular a los jueces podría erosionar la confianza pública en un sistema que debe ser justo, riguroso y regirse por el derecho más que por la voluntad del pueblo.

En resumen, la propuesta de elección popular de jueces es más un riesgo que una oportunidad. El sistema de justicia debe mantener su autonomía e integridad, y debería fomentarse su fortaleza y el Estado de Derecho desde el Congreso y el Ejecutivo, tal y como lo establece la Constitución, no al revés.

(lkdin)
(twtr)
(fbk)
COMPARTIR:

Recolectaron casi 3 mil colillas de cigarro y otros residuos de Playa Conalep

Unas 60 personas participaron en esta iniciativa en pro del medio ambiente costero
Redacción / Zona Norte Noticias
Hace 8 meses
(o)
78390
Personal municipal de Ecología, jóvenes de servicio social de IMJUVENS, Cabildo, del IPEBC, y estudiantes del Conalep participaron en la actividad.
Colaboración
Ensenada, B.C.

Unas 60 personas entre entre personal municipal de Ecología, jóvenes de servicio social de IMJUVENS, Cabildo, del IPEBC, y estudiantes del Conalep recolectaron 2 mil 962 colillas de cigarro y 85 kilos de residuos en la arena en Playa Conalep.

Erika Jiménez Hernández, jefa del Departamento de Educación Ambiental en la Subdirección, dijo que fueron dos horas de actividades a lo largo de unos 100 metros de playa.

Leer más...

Añadió que como cada año, el Gobierno de Ensenada, a través de la Subdirección de Ecología y Medio Ambiente, llevó a cabo el Colillatón. Previo a iniciar el evento los participantes reciben una charla de capacitación por parte de la bióloga Jiménez Hernández, sobre la importancia de mantener las playas saludables.

La jefa de Educación Ambiental mencionó que las colillas de cigarro son el residuo número uno encontrado en las playas en Ensenada, desde los conteos de residuos del 2018, han demostrado que en un solo día se pueden reunir hasta 46 mil 282 colillas de la arena.

Consideró que eso muestra la falta de empatía y respeto de la población visitante de las playas, quienes arrojan su basura a las playas sin pensar en las consecuencias que tienen contra las especies marinas, las aves y la propia comunidad.

^

“El cigarro no solamente afecta la salud humana, sino también a nuestros ecosistemas", dijo. ^

Al Colillatón 2023 acudieron también las ediles Brenda Valenzuela Tortoledo y Norma Silva Aguirre; la directora de IMJUVENS, Ana Lucía Salas Galaviz; Gabriela Sánchez Buelna, responsable del programa Libre de Humo de Tabaco y Emisiones del Instituto de Psiquiatría del Estado de Baja California (IPEBC) y personal de Servicios Médicos Municipales y la Subdirección de Ecología y Medio Ambiente.

(lkdin)
(twtr)
(fbk)
COMPARTIR: